28.8.17

TLCAN, Esperamos lo mejor... Pero hay razones para no hacerlo?


Antes que todo me gustaría mencionar que nuestro tratado de libre comercio es el más importante y pujante del mundo, con un valor por hora de más de 108 millones de dólares e incumbe a casi 500 millones de personas.

Con estos números nos daremos cuenta de lo importante que es y hasta donde nos puede llegar a afectar si no termina favorable para nosotros los mexicanos o para todos los que de forma directa o indirecta seremos beneficiados o afectados a corto o largo plazo.

Nuestro vecino USA busca beneficiar a su gente y claro a su economía sin olvidar todo el trasfondo político y comercial privado que esta fuertemente relacionado.
Todos sabemos que muchos de nosotros nacimos o crecimos viviendo el TLC, recordemos que desde 1994 el tratado ha sido un factor clave en el incremento de las relaciones comerciales y sociales entre México, Estados Unidos y Canadá, y ha permitido que Norte América se consolide como una de las regiones económicas más dinámicas e integradas del mundo en la actualidad.

Claro! en este momento se esta trabajando intensamente en buscar una buena negociación que mantenga esa inercia, pero recordemos que es tan complejo, tan variado y ha permeado mucho en nuestra vida personal, laboral y comercial que no todo lo que conocemos hoy en día, lo podríamos conservar el día de mañana, así que esperemos lo mejor y preparemos nuestro entendimiento porque algo puede llegar a cambiar. 

Luis Lagos

En el arranque de la primera ronda de renegociaciones para la actualización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) 
En donde cada uno de los representantes llegaron con sus prioridades establecidas, Estados Unidos reprochó el déficit comercial que ha significado el pacto, mientras que México y Canadá conciliatorios celebraron la búsqueda de se manifestaron

En el histórico hotel Wardman Park de Washington, y con una conferencia conjunta, los líderes de la negociación Robert Lighthizer, representante comercial de la Casa Blanca; Chrystia Freeland, canciller de Canadá e Idelfonso Guajardo, secretario de Economía de México, dieron el banderazo de arranque.

En lo que coincidieron es en que urge modernizar el pacto tras 23 años de su entrada en vigor y lograr acuerdos que beneficien a los trabajadores de los tres países.

EU apuesta a “gran reparación”: Lighthizer

Robert Lighthizer preparó el terreno para amplias y potencialmente prolongadas conversaciones, enviando un mensaje fuerte de que Trump busca cambios fundamentales en el acuerdo comercial para restablecer el déficit comercial que ha mermado a sus trabajadores y presentó una agenda temática que busca una “gran reparación”.

“Nosotros sentimos que el TLCAN fundamentalmente le ha fallado a muchos estaunidenses y necesita mejoras importantes”, señaló en la conferencia a la par que proclamó que “éste es un día histórico para Estados Unidos”.
El representante estadunidense sostuvo que el presidente Donald Trump le instruyó para “no solo hacer pequeñas reparaciones al TLCAN, sino que es necesario que se realice una reparación mayor”.

Lighthizer advirtió que los negociadores de los tres países enfrentan el “gran reto” de hacer que la modernización del TLCAN resulte en beneficios para las tres naciones.
” Quiero dejar claro que él (Trump) no esta interesando en el retoque de algunas disposiciones y en la actualización de algunos capítulos”, sostuvo.

Durante su discurso, Lighthizer destacó que el acuerdo tiene descontentos a una gran parte de sus ciudadanos, debido a los déficits comerciales con México y Canadá; además de que, según cifras de Estados Unidos, el pacto provocó un gran desempleo en sus ciudadanos y el desplazamiento de más de 700 mil plazas laborales, especialmente en el sector automotriz.

Además, señaló que su delegación tiene el objetivo de combatir las acciones de dumping, en referencia a las importaciones de madera provenientes de Canadá, y mejorar las regulaciones en materia energética, agrícola y científica; así como crear candados al comercio electrónico y modernizar la protección a la propiedad intelectual.

Mejorar competitividad regional: Guajardo

El secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo, celebró la importancia del acuerdo y señaló que la apuesta es a elevar la competitividad de la región y mantener la innovación como un factor para ello.
Guajardo aseguró que el pacto no sólo ha sido exitoso para incrementar los flujos comerciales, sino para crear la plataforma de una visión común en América del Norte.

El proceso que iniciamos hoy no es ir al pasado, sino ver hacia el futuro. México cree que el TLCAN ha sido un gran éxito para todas las partes”, indicó.

Destacó que el acuerdo tiene espacio para su modernización, pero señaló que para que el proceso funcione debe dar dividendos para los tres países; por ello indicó que los objetivos de México son mejorar la competitividad de Norteamérica, avanzar hacia un sistema comercial más inclusivo, aprovechar la economía del siglo XXI para alentar la innovación y ofrecer certidumbre al comercio y la inversión.

Un pacto más progresista en lo laboral, ambiental y para indígenas: Freeland

En su turno, la canciller canadiense Chrystia Freeland, señaló que su país acoge con beneplácito la modernización del TLCAN porque busca hacerlo más “progresista” en temas como los derechos laborales, ambientales, de género y de los pueblos indígenas originarios.
Freeland dijo que Canadá no ve a los déficits comerciales como el principal criterio del impacto del TLCAN y sostuvo que su país buscará proteger al acuerdo como motor del crecimiento y empleo.

La primera ronda para renegociar el TLCAN se realizará hasta el domingo en Washington, tras meses de incertidumbre luego de que el presidente estadunidense prometiera terminar un pacto que incumbe a casi 500 millones de personas.
El acuerdo comercial entre los tres países constituye el tratado de libre comercio más importante y pujante del mundo, con un valor por hora de más de 108 millones de dólares (FOTO: Especial). MR/EC

Fuente: Eje Central

Este nuevo TLCAN nace siendo el más estricto en reglas de origen
Productores norteamericanos del sector piden una actualización del TLCAN que no interrumpa las cadenas de suministros regionales

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es el más estricto en cuanto a reglas de origen en el sector automotriz entre todos los Tratados de Libre Comercio (TLC) que opera Estados Unidos. 24 Agosto, 2017
A partir de ese dato, la Asociación de Fabricantes de Motores y Equipos de Estados Unidos (MEMA, por su sigla en inglés) advirtió que la administración del presidente Donald Trump debe actualizar el TLCAN de manera que no interrumpa las cadenas de suministro, ni aumente los costos de producción.

“Las extensas y complejas cadenas de suministro que se han construido en este país dependen del modelo actual, por lo que hay que tener mucho cuidado antes de que se realicen cambios”, destacó la asociación, que agrupa a un millar de empresas proveedoras de componentes y sistemas para automóviles de pasajeros y camiones pesados.
De acuerdo con datos del Congreso estadounidense, el TLCAN tiene el mayor requerimiento de contenido de valor regional para productos automotrices, con 62.5%, lo que significa que la mayoría de las partes del vehículo tienen que originarse en la región de Norteamérica para recibir el beneficio arancelario.

Esto refleja el hecho de que el mercado automotor norteamericano estaba ya altamente integrado en el momento de la negociación del TLCAN, entre 1992 y 1993.
Las reglas de contenido de valor agregado en los acuerdos comerciales de Estados Unidos varían entre 30 y 62.5 por ciento. El más viejo de ellos, el Tratado de Libre Comercio entre Canadá y Estados Unidos de 1989, consideró que un vehículo era nacional si tenía al menos 50% de contenido estadounidense o canadiense.

Además del TLCAN, Estados Unidos aplica distintas reglas de contenido de valor regional, que van desde no menos de 30% en sus TLC con Chile y Singapur, hasta no menos de 50% con Australia, pasando por un rango de entre 35 y 55% en su TLC con Corea del Sur.
El uso de una prueba de contenido de valor regional para determinar el origen de vehículos automotores y autopartes bajo el TLCAN fue pensado para acomodar las estrategias de abastecimiento global de los fabricantes de vehículos al crear incentivos para que ellos provengan de la región de América del Norte.
En julio, la consultoría Boston Consulting Group encontró que la implementación de un arancel sobre bienes de México crearía costos adicionales de entre 16,000 y 27,000 millones de dólares para el mercado automotriz de Estados Unidos, con impactos variados para los distintos fabricantes de vehículos. En consecuencia, a medida que aumenta el costo de los vehículos, los fabricantes de vehículos pueden disminuir el contenido y podrían afectar entre 25,000 y 50,000 empleos en los Estados Unidos.

MEMA reconoció que las tarifas no equivalen a los cambios en las normas de origen, pero el análisis es importante, ya que demuestra claramente la relación directa entre el aumento de los costos y la disminución de empleo.
Un objetivo importante de cualquier acuerdo comercial es garantizar que el trato preferencial se confiera principalmente a los productos de los países signatarios. Un segundo objetivo se enfoca a limitar el impacto negativo del acuerdo sobre las industrias domésticas por importaciones sensibles.

Métodos para medir el contenido de valor regional
Método de reducción o build-down: determina el contenido del valor regional restando el valor de la mercancía no originaria al valor ajustado del producto terminado. 
El valor ajustado incluye todos los costos, beneficios, gastos generales, partes y materiales, mano de obra, envío, comercialización y embalaje. Dado que el método de reducción permite a los fabricantes contar todos los costos involucrados en la construcción y comercialización del automóvil final o del componente, se asocia a este cálculo un porcentaje más alto (55%) en comparación con los otros dos métodos permitidos de calcular el contenido de valor regional.

Método de aumento o build-up: comienza con el valor de los materiales originarios. El valor de los insumos del TLCAN se agrega y si su valor total excede 35% del valor ajustado del vehículo o del componente, el producto calificaría para los beneficios del acuerdo. El método de acumulación se incluye en los acuerdos comerciales principalmente para beneficiar a los fabricantes de exportaciones que no sean automóviles.
Método de costo neto: captura sólo los costos involucrados en la manufactura, incluyendo mano de obra de fábrica, materiales y gastos generales directos. 
Se excluyen del cálculo los otros costos, tales como promoción de ventas, mercadeo, regalías y ganancias. 
Se cree que el uso de un pequeño conjunto de costos de insumos fácilmente identificables hace que el método del costo neto sea más fácil de usar en el cálculo del contenido de valor regional. 
Como el método de costo neto excluye los costos de ventas, generales y administrativos, ganancias, gastos, regalías y costos promocionales, su requerimiento de contenido de valor regional de 35% es aproximadamente equivalente al requerimiento de contenido de valor regional de 55% bajo el método de reducción descrito anteriormente.

Fuente: El Economista 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en Linkedin Siguenos en Blogger Correo a empresa

 


Terzer Logística Company Linkedin